La importancia de medir nuestros datos

Todo lo que se puede medir se puede mejorar. Esta es una afirmación muy  útil para seguir.

Este antiguo principio es muy usado para mejorar la productividad en una organización. Por lo que se hace necesario que se tenga consciencia del nivel de productividad de los empleados y saber qué está pasando en la compañía.

Ahí es donde radica la importancia de medir los datos, justamente para saber qué resultados se obtienen en el transcurso de cualquier actividad que se realiza.

Fuera las excusas

Con las nuevas tecnologías existentes hoy en día, a las empresas no les resulta difícil conocer los resultados que les interesan de cualquier dato o proceso de forma más rápida y exacta.

Ya no existen excusas para no medir. A las empresas les interesa medir sus resultados económicos, su rendimiento, sus beneficios, sus pérdidas, entre otras muchas variables.

Y hay un aspecto fundamental, medir la productividad y el desempeño de sus empleados.

Para conocer esta productividad se deben tener en cuenta unos indicadores clave para realizar la medición.

Puntos importantes a tener en cuenta

  1. Establecer indicadores clave

Antes de medir, se deben definir cuáles son los datos sensibles o estratégicos a la empresa, que pueden hacer pasar de una situación estable a otra inestable,  debilitación; o alcance de la estrategia fijada.

Se trata de objetivos prefijados y dinámicos, pero son un punto de referencia.

  1. Clasificar dichos indicadores

Esto, debe hacerse en categorías por sectores afectados. Además, habrá que añadirle importancia según prioridades.

Clasificar en sectores ayudará a delegar tareas en forma de acciones y responsabilidades.

Y la prioridad  mostrará la urgencia en la que deben ser atendidas o tratadas esas acciones según superen o disminuyan el umbral establecido para cada uno de los indicadores.

  1. Determinar umbrales

Lo cual ayudará a cuantificar si se está por debajo o por arriba de lo esperado.

Se trata del porcentaje asignado inicialmente a ese indicador.

  1. Periodicidad

La medición debería ser periódica y no diaria, ya que bajo esta última  modalidad apenas se notarían los cambios.

Sin embargo, esto dependerá del indicador, ya que el intervalo de medición puede variar en función de la precisión.

  1. Respetar tiempos

Cumplir las fechas de revisión debe ser obligatorio, ya que es la única forma de hacer un control eficaz, y evitar que se haga tarde para tomar una acción que permita devolver la estabilidad prevista sea cual fuera el indicador.

  1. Determinar medidas correctivas

Saber qué acciones tomar cuando los umbrales no llegan al punto deseado como medida preventiva es de vital importancia.

Esto muchas veces puede resultar complicado, ya que puede ser un conjunto de circunstancias que afecten a diferentes indicadores, provocando que las medidas preventivas adoptadas no sean suficientes para obtener una solución efectiva.

En tales casos, la destreza, tiempo de reacción, y experiencia, serán clave para una solución rápida y eficaz.

  1. La naturaleza de los indicadores

Éstos no tienen por qué ser algo fijo o estático. Y lo que hoy es un indicador con una prioridad alta, mañana no tiene por qué serlo.

La naturaleza de la empresa también es de carácter cambiante y dinámico, por lo que hay que adaptarse a los cambios que puedan implicar o influir a estos indicadores, a los que también es necesario revisar.

Esto último también debe formar parte de las tareas periódicas, dando lugar a modificaciones de umbrales, y también a su eliminación, o creación de nuevos indicadores.

La importancia de medir

La medición de datos en definitiva, será la clave para conocer los niveles de productividad, los cuales será necesario compartir con los trabajadores para que éstos conozcan su eficiencia en el trabajo.

Y no solo eso, también los ayudará a delinear las acciones para aprovechar al máximo su tiempo de trabajo, centrarse en las tareas más importantes, y optimizar los recursos con los que cuentan para conseguir los objetivos iniciales

 

Fuente: Tomás Spada de Contagram  – www.contagram.com