Blog & Noticias:Calcula tu Fondo de Tranquilidad Económica

 

Prioridad N° 1

Una de las primeras medidas que una persona a cargo de sus finanzas personales debe tomar, es la de construir un fondo de reserva que le permita estar preparado para situaciones díficiles o imprevistas. Como por ejemplo los que las crisis económicas suelen traer.

Este fondo debe estar separado del resto del patrimonio (o de tus ingresos habituales) y ser de fácil disponibilidad, para evitar demoras  en el caso de necesitar el dinero. Lo ideal es mantener la reserva en dólares, plazos fijos escalonados o fondos de inversión de fácil rescate, de manera que aunque estén disponibles no pierdan valor frente a la inflación.

Ese colchón de emergencias, debe permitir cubrir al menos los gastos mínimos durante un período de 3 a 6 meses. Por ejemplo si habitualmente gastás $20.000, deberías tener una reserva de no menos de $60.000.

Mantener este fondo de reserva te evitará tener que acudir a préstamos urgentes, liquidaciones de bienes a cualquier precio, retiros anticipados de inversiones a largo plazo, todas medidas de emergencia que implican golpes para tu economía.

¿Cómo lo calculo?

Te invito a descargarte una Guía de Trabajo para que puedas poner en práctica  el cálculo de este fondo.

Guía Fondo de Reserva

La tarea será: hacer un presupuesto de gastos fijos mensuales y anuales. Para eso harás  un listado de todos tus gastos mensuales y los multiplicarás por 12 para obtener tu monto anual.

Con la Guía en mano, en la columna de gastos estimados detallá el concepto y monto de todo lo que tendrás que pagar cada mes.

Hasta aquí tendrás tu presupuesto mensual y anual de Gastos.

Ahora bien el fondo de reserva se calcula con todos los conceptos de gastos que deberías afrontar si no tuvieras ningún ingreso. Entonces pensá qué conceptos deberías pagar independientemente de las ventas: es decir tus Gastos Fijos.

¿Fondo de Reserva y Ahorro: Cuál es la diferencia?

Si bien el fondo de reserva es una especie de ahorro, no tiene la misma finalidad. El ahorro permitirá que puedas concretar proyectos a futuro. Y el fondo de reserva lo utilizarás en caso de una emergencia.

Si no tenés ni ahorro ni fondo de reserva, mi recomendación es que empieces por el fondo de reserva hasta cubrir el monto equivalente a los 3 meses de costos fijos. Luego continúes con el ahorro mensual que hayas definido. De esta manera podrás comenzar y continuar a construir el hábito del ahorro.

¿Cómo seguimos?

Lo que ahora resta es empezar a ordenar los movimientos diarios de tu economía y asegurarnos de que el presupuesto que calculaste esté correcto.

Así que te propongo que día tras día guardes todos los tickets y facturas de compra y también  anotes todos aquellos gastos para los que no tenés comprobantes.

Mirá el video en mi cuenta de Instagram sobre cómo podés organizarte para registrar tus gastos diarios.

Cómo organizarte para registrar todo

¡Espero que te pongas manos a la obra con tus números!

 

 

Comentarios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *